Lecciones cristianas del Equipo de Fútbol de la Copa Mundial de EE.UU.

Lunes Reflexiones Ministeriales
Por el reverendo Mark William Ennis
Blog Número 24
15 de julio de 2019
Lecciones cristianas del Equipo de Fútbol de la Copa Mundial de EE.UU.

                                                                                                                                                                                                                                                                                      Normalmente no veo fútbol, pero me inspiré lo suficiente en el equipo estadounidense ganador,para encontrar una repetición del juego en la televisión y lo disfruté. También vi videoclips de los medios del desfile de bienvenida para las mujeres, así como el polémico discurso de la co-capitana del equipo, Megan Rapinoe. Ella celebró la unidad del equipo, a pesar de las diferencias en los orígenes étnicos, los antecedentes y la orientación sexual. Afirmó que fue esta unidad de propósito lo que dio a nuestro equipo la victoria.Me pregunto si la Iglesia de Jesús podría aprender algunas lecciones del discurso de Megan en la ciudad de Nueva York.

El objetivo de los discípulos de Jesús es hacer más discípulos, enseñar al mundo lo que Jesús les enseñó. Deben llamar a la gente a la justicia y a la rectitud. Con demasiada frecuencia, en la iglesia nos distraemos de esta meta. Pasamos más tiempo preguntándonos “quién debería estar en el equipo” que manteniendo ese objetivo ante nosotros.

Debatimos si aquellos cuyo estilo de adoración es diferente del nuestro son realmente nuestros hermanos y hermanas. Nos preguntamos si podemos trabajar con alguien que esté orientado sexualmente diferente a lo que somos. Pasamos horas debatiendo la justicia de los demás y decidiendo con quién podemos trabajar y con quienes no lo haremos.

Cada una de las damas de este equipo de fútbol comenzó como una niña que dio el primer paso valiente pateando su primer balón de fútbol, y pateó persistentemente ese balón, manteniendo su gol en mente, y no juzgando a sus otros compañeros de equipo basados en nada más que compartir el mismo objetivo. ¿Te imaginas si imitamos a este equipo?

Si actuamos como ese equipo, cristianos de todos los orígenes, orientaciones y apariencias estarían haciendo discípulos, insistiendo en la justicia para todos, y cuidando a los necesitados. Ministraríamos a los demás sin pensarlo. Tal vez nuestra meta sea alcanzada y cada rodilla se incline y cada lengua confiese que Jesucristo es el Señor. A mí me parece un buen objetivo. Aprendamos de Megan y de los otros miembros del equipo.Debemos estar orientados a la meta y nuestra meta debe ser cumplir el mandato de Jesús de hacer discípulos de todas las naciones. Las cosas tontas que nos dividen se ponen en el camino de ese objetivo.

#ReformedChurchInAmerica                                             #ClintonAvenueReformedChurch

#PastorMarkAuthor.com                                                     #World Cup

#GoalOrientation                                                                  #TeamWork

Para leer más de los escritos del Pastor Mark, por favor ordene una copia de su libro:

https://deepriverbooks.com/books/the-circle-of-seven/

Blog Pic Spanish

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s